¿Política de estado o política partidista?

El embajador del Reino de España en Cuba miente impúdica y conscientemente. Dice que el Rey no hace política en España ni tampoco lo hará en Cuba. Sabe perfectamente el embajador que la monarquía española tiene, por mandato constitucional, una función eminentemente política. Otra cosa bien distinta es que no haga política partidista ni se adhiera a ninguna de las corrientes del espectro ideológico.

Los Reyes de España no van a Cuba en una visita privada, a hacer turismo. Van en una Visita de Estado. Y las visitas de estado son políticas. Pero además, y esto lo sabe muy bien el embajador, Cuba es una sociedad cerrada y totalmente politizada, donde todo, absolutamente todo, pasa por el filtro ideológico de la junta político-militar que rige el país.

Desconozco si la monarquía española tiene la potestad constitucional de rechazar un mandato gubernamental si es contrario a los valores y principios que representa, como una visita a una dictadura totalitaria. Pero como ciudadano cubano, parte de ese pueblo oprimido y excluido por el régimen castrista, del que los empresarios e inversionistas españoles se han hecho cómplices aceptando el apartheid económico impuesto y asumiendo las violaciones a los derechos laborales de sus empleados cubanos, no puedo menos que cuestionar la pertinencia de la Visita Real, que ya ha sido incluso rechazada por al menos tres de los cinco partidos políticos nacionales en la propia España.

O los Reyes de España van a Cuba a realizar una Visita de Estado coherente con los principios y valores consagrados en la Constitución española, de Libertad, Democracia, Justicia Social, respeto a los Derechos Humanos y al Estado de Derecho, y tienen encuentros con todos los sectores de la sociedad cubana, incluida también la oposición democrática y los defensores de derechos humanos. O Sus Majestades son enviados por el gobierno español a hacer política partidista al servicio de Pedro Sánchez y el PSOE, apoyando a la dictadura totalitaria cubana y legitimando su proyecto de cambio-fraude.

Publicado: 9 Noviembre 2019